Gato montés. Características, comportamiento y hábitat.

Gato montés. Características, comportamiento y hábitat.

Los venenos utilizados por algunos agricultores contra sus presas, como topillos u otros roedores, han provocado que esta especie sea cada vez más escasa; además, su genética está afectada por la posibilidad de cruzarse con gatos domésticos.

El gato montés (Felis silvestris) es un mamífero carnívoro perteneciente a los felinos, de diversas variantes entre las que destacan la asiática, la africana y la europea, en la cual nos vamos a hablar.

Características e identificación del gato montés

Este gato salvaje es similar al gato doméstico y, aunque es de mayor tamaño, recuerda a ciertas razas de gatos grandes por su robustez, capaz de pesar hasta siete kilos. Además, la cabeza en relación con el cuerpo es de mayor tamaño en el gato montés que en el doméstico, con orejas ligeramente más pequeñas.

El macho adulto alcanza 91 cm de longitud (con 43 cm de altura en los hombros), la hembra 40-77 cm. El peso, dependiendo de la edad, la temporada y la abundancia de los alimentos, varía en los machos de entre 3,3 a 7,7 kg (por lo general 5-7 kg), y en las hembras de 2,6 a 5,8 kg. Los datos sobre el peso de los machos hasta 11,5 y las hembras, hasta 10 kg, plantean serias dudas. Mencionado lo mismo sobre los gatos que pesan 15 e incluso 18 kg se consideran las consecuencias de las exageraciones de cazadores. La expectativa de vida máxima en la naturaleza es de 15 años, en cautiverio hasta 30 años.

Poseen un color pardo amarillento en la parte posterior de las orejas y el hocico, mientras que los pelos sobre los ojos y las vibrisas son de mayor tamaño y anchura que las del doméstico, de color blanco y ligeramente caídas. Los ojos no son de colores tan variables como el gato doméstico y en muchas ocasiones presentan verdes claros y tonos ámbar; su nariz es rosada.

Presentan varios dibujos bastante reseñables, generalmente en forma de franjas: el gato montés posee dos franjas en las mejillas que nacen en los ojos, varias franjas que salen de la nuca, rayado oscuro en patas y tronco, y varios anillos en la cola que termina en negro. Normalmente, poseen también una línea dorsal que recorre su lomo, y en ocasiones una mancha blanca en el pecho. En los cachorros, que aún no salen de la madriguera, las manchas de terciopelo negro son más brillantes y de mayor área que el fondo principal. Tal vez el patrón y el color se tornen pálidos con la edad. Casi no hay diferencias de pelaje entre macho y hembra.

Voz: los sonidos emitidos por el gato montés son como los gritos de los gatos domésticos.

Hábitat:  el gato montés es un habitante típico de los bosques y montañas. En las montañas, prefiere las zonas rocosas y pedregosas, se asienta también en los huecos de los árboles (generalmente no muy altos), en los huecos de los troncos caídos; puede ocupar las madrigueras abandonadas de zorros y tejones.

Enemigos y competidores de un gato del bosque: el gato de los pantanos, linces, chacales, zorros, martas… Se ha observado que el gato abandona las áreas donde se aloja el lince. El peligro más grave, a pesar de su superioridad en tamaño, lo presentan las martas, aunque son presas del gato montés, son la causa de la muerte de muchos gatos jóvenes, especialmente en Europa Central. En cuanto al zorro, no hay datos, el propio chacal evita al gato salvaje, dejando a la carroña en su apariencia y nuevamente comenzando a comer solo después de que el gato se va.

Comportamiento del gato montés

Este depredador nocturno puede verse en zonas de pastizal en el atardecer y el amanecer. Son animales solitarios, que en el caso de los machos cubren varios kilómetros desplazándose a diario, mientras que las hembras son territoriales y permanecen en el mismo sitio, algo que recuerda al comportamiento de algunos grandes felinos.

En hábitats cercanos al agua, su principal alimento son ratas y ratones, a veces nutrias y las aves que anidan: fochas, patos grises. El gato captura peces, en particular, truchas en pequeños arroyos… cangrejos, moluscos, insectos. Ocasionalmente plantas, principalmente hojas de juncias y hierbas. Él caza conejos, insectívoros (topos, musarañas), reptiles (lagartos y serpientes), es capaz de extraer pequeños depredadores (comadrejas, armiños, hurones, martas).

Lo cierto es que gato montés caza de un modo muy parecido al gato doméstico e incluso es difícil diferenciar los restos de sus presas de los de este animal, pues también deja los huesos de animales medianos, al contrario que otros carnívoros como el zorro rojo.

CentralMascota.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *