Un gato hipoalergénico.

Un gato hipoalergénico.

¿Sabías que existe una raza de gatos hipoalergénicos?

Aquí te lo presento:  Gato Siberiano

Esto se debe a que no producen una proteína llamada FelD1 que es la causante del 80% de las alergias a los animales. Por esta razón, los Gatos Siberianos pueden ser una buena elección para aquellos afectados por alergias al pelo de los felinos.

Origen del Gato Siberiano

El gato siberiano es uno de los denominados “Gatos de Bosque”, junto con el Maine Coon y el Bosque de Noruega, dado que los ejemplares de esta raza se expanden por las frondosas arboledas de Rusia y Ucrania. Se cree que proviene del cruce de gatos domésticos llevados a Rusia y Ucrania con gatos salvajes de los bosques siberianos, de ahí que también se le denomine «Bosque de Siberia».

Esta raza parece nueva dado que no existen documentos que la mencionan hasta 1871. De esta forma, no hubo pedigrí oficial hasta 1987 y la World Cat Federation no la reconoció hasta hace muy pocos años, dándose su expansión internacional ya en la década de los 90. Sin embargo, sus orígenes parecen remontarse hasta mil años atrás en el tiempo. En Rusia fueron habituales compañeros de los nobles, estando muy presente en los más distinguidos palacios de la Rusia Imperial. Por ello, forma parte de una de las razas de gatos más antiguas del mundo, a pesar de su documentación oficial en las fechas indicadas.

Los Gatos Siberianos tienen físico bastante poderoso, con músculos bien desarrollados. Son grandes luchadores, capaces de defenderse por sí mismos. El peso varía de 4 a 9 kilogramos. Realmente no es un animal pequeño. Pero, a pesar de su tamaño, los Gatos Siberianos se ven lo suficientemente elegantes, gracias a su destreza, alegría y lana increíblemente gruesa y larga. Una impresión interesante es hecha por borlas en las puntas de las orejas, que a veces se encuentran en Gatos Siberianos. La cabeza es pequeña, pero ancha con los pómulos bajos, la cara y el mentón redondeados, proporcionales al tamaño del cuerpo. La frente es ligeramente convexa con características suaves redondeadas y una ligera transición en el perfil. Ojos ovales, de tamaño mediano, ligeramente inclinados. Nariz amplia, sin protuberancias a lo largo de toda la longitud. Las mejillas notables. Orejas de tamaño mediano, anchas en la base, con puntas ligeramente redondeadas. La distancia entre ellos es amplia, las orejas sobresalen ligeramente hacia adelante.  Además, se caracterizan por fuerte cuello, extremidades delanteras son más cortas que traseras y por eso espalda ligeramente curvada, con un mechón entre los dedos de los pies, cola esponjosa alargada con abundante y largo pelaje, ligeramente ahusada en el extremo. Sin duda, la característica física del gato siberiano más representativa es su frondoso pelaje que consta de tres capas, presentes en muchas razas, sin embargo, en esta raza felina estas están mucho más desarrolladas.Esto se debe a las drásticas temperaturas del área siberiana a la que ha de hacer frente para sobrevivir. Por ello, el pelo de cobertura es duro y, mientras que es algo más corto en las patas, es considerablemente largo en la cabeza y el vientre y muy largo en pecho y cola. Ademas el largo del pelo se varia notable durante el año.

El color de los Siberianos es muy diverso. Actualmente conocido atigrado negro, colourpoint, color atigrado y colores manchados de negro, a menudo se pueden encontrar gatos siberianos de color chinchilla a rayas . Los colores dorados y plateados de los Siberianos se consideran muy raros. Pero estas no son todas las sorpresas que se pueden presentar al pelaje de estos gatos, porque también pueden ser blancos y bicolores, color ahumado, carey o rojo. De hecho, una variedad asombrosa.

Carácter

Mucho se puede decir sobre la naturaleza de los gatos siberianos, pero hay ventajas especiales de la raza que vale la pena señalar. Los gatos siberianos son muy valientes. Son capaces de lograr lo deseado con el combate, que no es típico para los gatos en general. Pero los siberianos pueden entrar en batalla incluso con un pastor, actuando con valentía y decisión. Les gusta la libertad, largas caminatas y la caza. Por lo tanto, esta raza no es muy adecuada para vivir en un apartamento.
La naturaleza del gato siberiano es una mezcla de hábitos y emociones de diferentes especies de gatos salvajes y domésticos. Los representantes modernos de la raza mantienen dentro de sí el don natural de un cazador y siempre están listos para buscar presas. Para satisfacer esta necesidad gato siberiano debe caminar constantemente. Los gatos siberianos son excelentes padres. Pacientemente ayudarán a mamá gata a criar camada. Lo que todavía es raro en los gatos es que los gatos siberianos pueden vivir juntos de por vida, contentos con la pareja única. Los gatos de esta raza son extremadamente independientes y no correrán detrás del dueño. Ellos tienen cosas más importantes que hacer. Pero no podemos decir que son indiferentes a la familia. No del todo. Aman tanto al dueño como a otros miembros de la familia, que se demuestran regularmente por su obediencia, alegría y devoción. Si uno de los miembros de la familia está enfermo, el gato cariñoso de los siberianos no se apartará del paciente hasta que mejore. Pero, en general, los gatos siberianos eligen a su líder y le dan toda la fidelidad. La mascota no pasará por alto al resto de la familia, pero puede tratarlos con una nota de superioridad.

Cuidados

Uno de los cuidados del gato siberiano que requerirán más atención y dedicación será el mantenimiento del pelaje. Dada la longitud del pelo, es recomendable un cepillado habitual para evitar nudos y bolas de pelo, insistiendo en las zonas del vientre y el pecho, donde el pelaje es más lanudo. Con 2-3 veces por semana será suficiente.

Otro de los aspectos para tener en cuenta respecto al pelaje son los baños, se recomienda no bañarlo, o al menos no frecuentemente, ya que se eliminaría la capa de grasa protectora que le permite el aislamiento al frío y la impermeabilidad de su pelaje, pudiendo favorecer al bañarlo patologías respiratorias como la pulmonía felina, además de que a nivel estético perdería volumen y brillo. Por ello, se aconsejan los baños en seco, que al igual que el pelado, algo que en la raza está contraindicado por la misma razón que el baño, ha de llevarse a cabo por buenos profesionales que ante todo cuiden la salud de nuestro felino.

Salud del gato siberiano

Debido a su origen salvaje y a haber permanecido la raza inalterada por la mano del hombre, estos gatos son fuertes y robustos, con una salud envidiable y sin enfermedades congénitas destacables. Pese a ello, presentan enfermedades comunes con cualquier otra raza como puede ser la cardiopatía hipertrófica, que consiste en un agrandamiento del miocardio del ventrículo izquierdo, por ello los chequeos veterinarios deben ser frecuentes.

Como en el resto de los gatos, será necesario estar atento al estado del pelaje, las uñas, las mucosas y la dentadura para detectar y prevenir enfermedades. Así mismo, es importante llevar a cabo un calendario de vacunas y desparasitaciónes adecuados, siguiendo siempre las indicaciones del veterinario.

Alimentos

«Siberianos» con placer comen cualquier alimento: desde productos húmedos hasta   piensos. La dieta natural debe incluir: productos cárnicos, leche fermentada y productos de cuajada, pescado de mar, huevos de codorniz y huevos de gallina. Con una dieta natural, se deben agregar suplementos vitamínicos y minerales. Al elegir un alimento, preste atención a las dietas de valor completo para gatos de pelo largo, no más bajos que la clase premium. Algunas Marcas tienen alimentaciones diseñadas específicamente para esta raza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *